http://abuelitocuentameuncuento.blogspot.com.ar/ CUÉNTAME UN CUENTO: noviembre 2017
“Recuerden, muchachos y muchachas, la vida hay que jugarla por los grandes ideales”
-Francisco

miércoles, 15 de noviembre de 2017

El gato con botas.





Cuento Original:
El Gato con Botas. Érase una vez un molinero que tenía tres hijos. A su muerte les dejó, por toda herencia, un molino, un asno y un gato. El reparto se hizo enseguida, sin llamar al notario ni al procurador, pues probablemente se hubieran llevado todo el pobre patrimonio. Al hijo mayor le tocó el molino; al segundo, el asno, y al más pequeño sólo le correspondió el gato. Este último no se podía consolar de haberle tocado tan poca cosa. -Mis hermanos -se decía- podrán ganarse la vida honradamente juntándose los dos; en cambio yo, en cuanto me haya comido el gato y me haya hecho un manguito con su piel, me moriré de hambre. El gato, que estaba oyendo estas palabras, haciéndose el distraído, le dijo con aire serio y sosegado: -No te aflijas en absoluto, mi amo, no tienes más que darme un saco y hacerme un par de botas para ir por los zarzales, y ya verás que tu herencia no es tan poca cosa como tú crees.